Game Comic Art: un evento que dejó mucho que desear

El evento de Joset Parra y Ultraviolet quedó a deber en todos los sentidos posibles.

La convención Game Comic Art celebrada el pasado domingo 4 de septiembre en las instalaciones de la Galería de Arte Nacional fue una oda a la anarquía, improvisación y la falta de respeto hacia las personas que acudieron al lugar con la esperanza de disfrutar un rato agradable.

Todo lo que podía salir mal durante ese día, así se dio. Desde tempranas horas de la mañana una larga fila espectadores se formó en las afueras de la Galería de Arte Nacional (GAN) a la espera de que la Game Comic Art diese apertura oficial evento. Eso ocurrió hasta después del mediodía, luego de realizada las pruebas de sonido y la distribución de stands para la comercialización de artículos al público.

A pesar de los esfuerzos hechos por el equipo de protocolo de la Game Comic Art, la situación sobrepasó las capacidades y recursos a su disposición. El equipo de Dizinimega pudo saber, a través de varios testimonios, que la GAN retiró a última hora varios espacios habilitados para la instalaciones de los comerciantes; quienes al final pagaron las consecuencias. Muchos ni siquiera pudieron instalarse para ofrecer sus productos

Decepción mayúscula

En cuanto al trato a los invitados del evento, entre cosplayers, panelistas, actores de doblaje y vendedores; la atención prestada por la Game Comic Art resultó insatisfactoria. Fuentes internas afirman que los organizadores del evento (Joset Parra y la empresa Ultraviolet) al momento de la publicación de este artículo no han pagado los honorarios comprometidos a invitados como Rocío Mallo, Juan Guzmán o Eder La Barrera; sólo por mencionar a algunos. Por ello, se espera que próximamente la situación alcance instancias legales.

A pesar de todo lo antes mencionado, resulta necesario destacar la presentación en tarima de los artistas invitados a la Game Comic Art; quienes dieron lo mejor de sí en su interacción con el publico y animaron a los asistentes, acompañados por el trabajo de la Banda Escuela Aragua; quienes tampoco percibieron su paga acordada.

A lo interno

El equipo periodístico de Dizinimega pudo saber gracias a varias declaraciones sobre el maltrato (o explotación) a la que fueron sometidos los trabajadores de la Game Comic Art por parte de Joset Parra y Ultraviolet. Muchos ni siquiera pudieron contar con la alimentación e hidratación óptima; y esto tuvo relación directa en su capacidad de resolución de cualquier inconveniente suscitado durante el día.

Sin contar la poca o nula receptividad por parte del personal de la GAN; quienes maltrataron a los asistentes e invitados al evento. Tal fue la desidia, que una cosplayer invitada por la Game Comic Art fue víctima de acoso por alguien que acudió al evento y el personal de seguridad no tomó mayores medidas al respecto.

Ultraviolet, empresa a cargo de la boletería, inscripción de concursantes y captación de stands pretenderse desentenderse de toda la problemática ocasionada durante el evento; según varias fuentes consultadas sobre el tema.

1 comentario sobre «Game Comic Art: un evento que dejó mucho que desear»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *